El primer paso

 

 

 

 

 

Soñar es parte de la vida. La misma vida que una y otra vez te dice que los sueños nunca se cumplen, que son sueños,  es la que en ocasiones, te ofrece la oportunidad de hacer realidad alguno de esos sueños.

El nuestro es escalar el Ama Dablam sin campamentos, sin cuerda fija, por nosotros mismos,  disfrutando de la escalada, bajar sabiendo que hemos hecho las cosas bien, y bueno, si es desde la cima mucho mejor.

 

 

 

 

 

 

 

Y aquí estamos, haciendo realidad un sueño imposible. Si soñarlo ha sido bonito, el c

amino que estamos recorriendo estos meses no lo es menos.

Todo tiene un principio, un inicio y en nuestro caso ha sido el empujón que en forma de colaboración recibimos de Graña,

con su ayuda pudimos  sacar las camisetas de la expedición que nos abrieron la posibilidad de que muchos amigos y amigas nos ayudéis en este proyecto.

 

Y por otra parte la subvención que hemos recibido  del  Mendiko Lagunak de Amurrio.

A partir de aquí preparar la logística de la expedición entre los dos está siendo una experiencia vital determinante en nuestras vidas. Para mí como padre,  aprender a compartir decisiones, repartir responsabilidades  con un compañero que es tu hijo no es nada fácil, y para Tasio, en su proceso vital, supone un salto definitivo.

 

 

Si el camino es más constructivo que el destino, si la vía a escalar es lo verdaderamente atractivo, en este proyecto, ya llevamos un buen trecho de camino recorrido y todavía estamos empezando, ¡Que gozada!

En este largo proceso el  primer objetivo ha sido planificar el calendario de forma  que nos ayude a acometer la escalada en las mejores condiciones posibles con especial atención a la alimentación, entrenamiento, cuidado del cuerpo y el material. En este equipo estamos:

– Ainara Martin Muñoz, nutricionista

– Mertxe Gallego, fisioterapeuta

– Tasio Martin, entrenamientos

– Joseba Elorrieta, logística

Independientemente del resultado de la escalada, este trabajo en equipo ya ha dado sus primeros frutos, en forma de tesis de trabajo.

Una expedición es un objetivo  deportivo, es obvio que con muchas particularidades, pero un reto deportivo. Como en cualquier equipo deportivo, una expedición tiene que tomar en consideración la necesidad de trabajar aspectos muy diversos, que determinaran el desarrollo de los objetivos.

Cuando se habla de una expedición solamente se habla de los deportistas que forman parte de ella, solo en las expediciones bien patrocinadas se habla  del médico (mucho tiempo en zonas remotas, el médico se entiende no como médico deportivo sino más bien desde el punto de vista de la salud), comunicación y manager CB

Normalmente también se considera que la dinámica de equipo se inicia con el inicio de la propia expedición, el día que se inicia el viaje.

Cuestiones como la alimentación, entrenamiento, cuidado del cuerpo en el entrenamiento, etc no se plantean como parte de la dinámica de un equipo deportivo. En otras disciplinas normalmente no es así. En los deportes de equipo, los deportistas participan dentro de una estructura más amplia, con un calendario más allá de las jornadas de competición, con distintos especialistas. ¿Por qué no en las expediciones?¿ Por qué no planificar el entrenamiento, la alimentación, material, etc  desde una óptica de equipo?

Los artículos que poco a poco irán conformando este espacio serán el resumen de lo que estamos haciendo, estamos explorando una nueva forma de hacer las cosas, al menos para nosotros, a finales de mayo será el momento de echar la vista atrás y valorar la experiencia. Sea cual sea la valoración, aprenderemos mucho, y eso es de lo que se trata.

Joseba